CALLE MAESTRO MOISES DAVIA

     
     
    

Esta calle de nuestra Ciudad, está dedicada al gran maestro Moises Davia.

Biografía publicada por el diario YA de Madrid en 1985, con ocasión de su jubilación:

       En Chinchilla (Albacete) nació en el año 1922.
Su familia no tenia ningún precedente musical, aunque sus padres eran grandes aficionados a cantar y un pariente próximo era el organista de la iglesia parroquial. Desde muy joven empezó a sentir la llamada del arte, pues a los doce años ya militaba en la Banda de su pueblo, que dirigía don Rafael Soria, con el que estudió el saxofón, piano y armonía.

       En el año 1940, recién terminada la guerra civil, se formaron tres Bandas de Aviación, en cuyas oposiciones obtuvo la plaza de saxofón de la de Madrid, trasladándose a esta capital con tal motivo y con el ánimo de estudiar profundamente en su Real Conservatorio. Efectivamente, hasta el año 1946, en que se licencia, estudia oficialmente solfeo, armonía, piano, contrapunto, composición y todas las asignaturas complementarias con los mejores resultados y calificaciones, incluso diplomas en solfeo, armonía y composición.

www.moisesdavia.com
Pagina Oficial de
Moises Davia en Internet



Pincha en el artículo para ampliarlo

 

Sus principales maestros son Guridi, Rebollo, Forns, Toharia y su prima y gran profesora, Nieves de la Torre. Pero es el Maestro Echevarría su gran formador en todas las facetas musicales y hasta humanas. Sus consejos, enseñanzas y orientaciones, son decisivas en su vida personal y artística. Por eso, se decide por la dirección de Bandas, y por eso hoy su mayor orgullo y satisfacción es estar en el mismo cargo que él tuvo al frente de esta Banda Municipal madrileña.


       La primera Banda que dirige es la de Alongos-Untes {Orense), donde obtiene grandes éxitos en las fiestas gallegas, en toda la región, ya que aquella magnífica Banda actúa contratada en las principales fiestas de Galicia. Después es nombrado para Monterroso (Lugo), como resultado de los éxitos alcanzados en su primera formación bandística, y, en este pueblo, desarrolla una gran labor en los pocos meses que está a su frente, culminando en la participación en un certamen celebrado en la capital. Convocadas oposiciones al Cuerpo de Bandas Civiles, obtiene el número uno en la segunda categoría en 1948. Pasa entonces a Casas Ibáñez (Albacete), donde reorganiza la Banda, llegando a tener cincuenta y cinco plazas y siendo una de las mejores de la provincia.


       Da conciertos en el teatro, en el casino, y actúa con gran éxito en Albacete en un Alarde musical en colaboración con otras Bandas invitadas, incluso profesionales. Obtiene un señalado triunfo en Almansa, en un certamen musical en competencia con Bandas de la región valenciana.

       En el año 1953, y en las oposiciones convocadas para la primera categoria del Cuerpo de Directores, obtiene el número tres, por lo que es destinado a Santiago de Compostela con carácter interino. En esta ciudad dirige también la Coral Compostelana y colabora en la Prensa local como crítico e informador musical. En concurso de méritos es nombrado para Jerez de la Frontera, donde realiza una ingente labor de creación y apostolado hacia la música, ya que funda y dirige la Orquesta Sinfónica (sesenta plazas), el Orfeón Jerezano (cien voces mixtas) y la Escuela Municipal (hoy Conservatorio), siendo también crítico de los diaríos locales, profesor de música del Instituto de segunda enseñanza y, naturalmente, director de la Banda Municipal, que reorganiza y acredita como de las mejores de toda Andalucia.

       Celebrado otro concurso de méritos, es nombrado para Alicante en 1962. A los pocos meses de su llegada, y tras un concierto memorable de presentación, funda y dirige la Orquesta Filarmónica de Alicante. Es nombrado director de la Coral Crevillentina, con la que obtiene grandes éxitos dentro y fuera de España, y actúa como conferenciante, corresponsal de la revista " Ritmo" y otras publicaciones de la provincia, incluso de fuera de ella. Colabora, como asesor, con la Diputación Provincial en la organización de certámenes de Bandas, difusión social de la música, convivencia de jóvenes músicos alicantinos, etc., realizando una intensa labor musical, a través de las Bandas y Corales, de carácter popular y educativo, con lo que ha colaborado a que en aquella provincia, que en 1962 tenía alrededor de veinte Bandas, hoy se cuenten más de noventa.

       Tras sus exitos en la provincia de Alicante, se traslado a Madrid donde fue nombrado Director de la Banda Municipal de Madrid, que dirigió hasta su jubilación.

       Como compositor ha escrito obras para diferentes medios y organismos, naturalmente para Banda, entre las que destacan "La cueva cristalina", obertura, y la "Rapsodia Manchega", muchas para coros y voces solas, para piano, cuarteto de cuerda, orquesta sinfónica, y, como nota a destacar, es autor de diversos himnos que han sido acogídos con total acepación pública y oficial, entre ellos el de la Vendimia Jerezana, ciudad de Santa Pola, Denia, Chinchilla, Virgen de la Cabeza (Casas Ibáñez), Orden de la Dama de Elche, Orfeón y Orquesta de Jerez, etc.

       Es miembro numerario de la Academia Jerezana de San Dionisio, del Instituto de Estudios Alicantinos; Orden de la Dama de Elche, Director Honorario Perpetuo de la Coral Crevillentina, etc., y tiene la posesión del Emblema de las Hogueras de San Juan ( Alicante), medalla de la Federación Musical Oraní, de Educación y Descanso, y otras muchas que seria prolijo detallar. Entre los homenajes recibidos, destacaremos el celebrado en Crevillente, con carácter provincial, en el que intervinieron siete Corales y ocho Bandas de Música, con una participación total de unos mil músicos, ante una asistencia de quince a veinte mil espectadores.